Jonás. En el vientre de la ballena

         El relato comienza así: El dios de Jonás le señala el lugar de su misión: «—¡Ve a Nínive!». Presto, el profeta, coge un par de cosas y sale corriendo… en la dirección opuesta.

 

         Semejante a la huída del pequeño profeta, es la huída que hacemos de nuestra voz interior; esa que nos señala la dirección del lugar donde nuestra creatividad e imaginación darán luz al sentido profundo de nuestra vida, el que llevamos como un tesoro perdido (y temido).

 

         Y tal como Jonás, la huida de cada cual es el laberíntico camino (como los intestinos del vientre de la ballena), que nos empuja a parecernos cada vez un poquito más a nuestro ser auténtico.

 

         «He venido a encontrarme viajando hacia mi destino, dentro del vientre de una paradoja», -escribió T. Merton en “El signo de Jonás”.

 

         Es que si nos fijamos bien, Jonás, no huye. Aunque lo ignora, él, busca. Busca como puede, busca al revés.

 

        Os animo a participar en el taller del lunes 16 de febrero, entre 19.00 y 20:30 hrs. Un saludo,

 

          Ps. Mª Antonia Vargas Truyol. 

 

 

INFORMACIÓN:

Fecha: lunes 15 de febrero 2016

Horario: de 19:00 a 20:30 h.m,

Precio: 20 €  (o 15€ si participas en otra actividad de las que ofrezco)

Inscripciones (plazas limitadas): mavargastruyol@gmail.com o 678 023 857